Nuestra Historia

Con un capital inicial de ocho mil lempiras que obtuvo al hacer efectiva una póliza educativa que su padre había comprado para sus nietos, don John Walter Connor (don Johnny, como cariñosamente se le conoce) inició una cría de pollos de engorde en el año de 1960 en una casa de campo que alquiló en donde hoy se conoce como la colonia El Cortijo en las inmediaciones de El Pedregal.  Allí criaba y procesaba unos 400 pollos semanales que traía de un día de edad en avión desde Estados Unidos, se alimentaban con concentrado importado, se procesaban enteramente a mano y se congelaban en congeladores horizontales.  Estos fueron los primeros pollos que se vendieron en Honduras ya procesados y empacados higiénicamente.

En marzo de 1964, en sociedad con tres inversionistas, constituye la sociedad Incubadora Oak Crest, S. de R. L. (que en español significa Cresta de Roble), con el fin de que esta empresa incubara huevo fértil para ponedoras y para pollo de engorde.

En 1965 su madre le dona la propiedad en El Loarque (hoy Germania) en donde actualmente se encuentra ubicada la empresa. En aquél entonces era una finca en las afueras de Tegucigalpa. “El Cortijo”  es un término que en España utilizan para denominar lo que nosotros llamamos fincas agrícolas.

En este lugar don Johnny construyó:

Unas galeras para pollo de engorde y para gallinas ponedoras, una bodega de madera para la fábrica de alimento y una pequeña planta procesadora (en donde actualmente están las oficinas de Mantenimiento, Producción de Aves Vivas y de Ventas), en donde se procesaban unos 1,000 pollos semanales manualmente (los pollos se sumergían a mano en el agua caliente pero ya se desplumaban con una peladora de tambor).

Ese mismo año de 1965 con una hipoteca sobre la propiedad, obtiene un préstamo con el Banco Nacional de Fomento ( hoy BANADESA), para construir los edificios en donde actualmente se encuentran la Planta Procesadora, la Fábrica de Concentrados, la Granja de Nueva Aldea y para adquirir unos pequeños silos para almacenar granos, el primer equipo automatizado de procesamiento en línea, el equipo para la elaboración de concentrados y el primer equipo automático para la alimentación de pollos de engorde en Honduras.

La Planta Procesadora fue inaugurada en el año de 1967 con una capacidad de 3,500 pollos diarios y en 1968 se terminó de construir la granja de Nueva Aldea con una capacidad para 170,000 pollos, lo cual permitió que en las

galeras de Germania se criaran gallinas Reproductoras de Huevo Fértil que era incubado por la Incubadora Oak Crest. A finales de 1969, después de la guerra con el Salvador, don Johnny adquirió una hacienda en el valle de Jamastrán en donde durante 7 años de dedicó a sembrar granos para la fabricación del alimento para aves.

En el año de 1980 gestiona otro financiamiento con el Banco Centroamericano de Integración Económica a través de BANADESA, y obtiene un préstamo para duplicar la capacidad instalada ya que no podía dar cumplimiento con la demanda. Fue así que en los dos años siguientes se construyó una granja de reproductoras y una para pollo de engorde en la propiedad de El Tizatillo, y un cuarto de congelamiento en Germania. Se adquirió equipo nuevo para la Planta Procesadora con una capacidad instalada de 2,500 pollos por hora o sea que procesaban inicialmente 6,000 pollos diarios, equipo nuevo para la fábrica de alimentos y silos y elevadores para recibir y almacenar granos.

1981

  En el año 1981 se incorporó el Ing. Joseph Walter B, graduado en ciencias avícolas en Estados Unidos quien se inicia ocupando el puesto en técnico avícola como  supervisor de producción de aves vivas  durante 05 años, luego ocupó el puesto de sub-gerente.

1984

En el año 1984 se incorpora su otro hijo John Charles Walter graduado en Estados Unidos en Mercadeo y Finanzas; ejerciendo el puesto de Gerente de Mercadeo durante 04 años.

1985

En 1985, Don Johnny  constituye en sociedad anónima  de capital variable constituido por sus 4 hijos y su esposa. Asimismo les compra la parte accionaria a todos los socios originales de la Incubadora Oak Crest.

Años siguientes

Durante los años siguientes El Cortijo fue creciendo gradualmente invirtiendo sus utilidades en la compra de más equipos, vehículos para ventas y transporte de alimento y pollos vivos, en construcción de oficinas, edificio para el taller, más cuartos de congelamiento y de almacenamiento, baños para sus empleados, etc.

1994

En 1994, Se incorpora su hija Jessica Walter, graduada en Ciencias Avícolas en Estados Unidos quien se inicia ocupando el puesto de Gerente de Producción Planta Procesadora.

1998

En 1998 El Ing. Joseph Walter B, asciende al puesto de Gerente General.

1994-1998

A pesar de las tremendas pérdidas ocasionadas por la epidemia de la Enfermedad de New Castle que azotó a todo el país en 1994-1995 y por el desastre del Huracán Mitch en 1998 la empresa se sobrepuso, y rápidamente retomo operaciones.